Se requiere JavaScript

El sitio web de P4H está diseñado para funcionar mejor con Javascript activado. Por favor, actívelo en su navegador. Si necesita ayuda, consulte https://www.enable-javascript.com/

Financiación sanitaria en tiempos de crisis mundiales: Fuerte avance, pronta retirada - P4H Network

Financiación sanitaria en tiempos de crisis mundiales: Fuerte avance, pronta retirada

Este último documento del Banco Mundial Doble choque, doble recuperaciónLa financiación de la sanidad en tiempos de crisis mundiales es el primer intento de evaluar de forma exhaustiva la evolución del gasto público en sanidad en los países en desarrollo durante los últimos tres años, un periodo en el que el mundo se ha enfrentado a una rápida sucesión de crisis.

MENSAJES CLAVE

Durante los dos primeros años de la pandemia de COVID-19, el gasto sanitario del gobierno central se disparó en los países en desarrollo, ya que los gobiernos empezaron a dar prioridad a la salud en su gasto para combatir la aparición inicial del virus.

  • En 2020, el gasto sanitario real per cápita del Gobierno central creció una media del 21% (en 78 países en desarrollo), y en 2021 se situó un 25% por encima de los niveles de 2019.
  • El fuerte avance durante los dos primeros años de la pandemia se debió principalmente a que los gobiernos priorizaron el gasto sanitario. En 2021, la participación de la sanidad en el gasto del Gobierno central había crecido un 17% desde 2019.
  • En cambio, el gasto de las Administraciones Públicas creció solo un 6% desde 2019.

Tras la fuerte respuesta inicial a la pandemia, el gasto sanitario ha dejado de ser una prioridad para muchos gobiernos.

  • En 2022, el gasto público en sanidad se contrajo, pasando de su máximo del 25% a sólo el 13% sobre la base de referencia de 2019, acercándose a su trayectoria anterior a la pandemia.
  • El retroceso fue aún más acusado en la prioridad que los gobiernos concedieron a la sanidad. En casi la mitad de los países, la participación de la sanidad central en el gasto de las administraciones públicas cayó por debajo de los niveles de 2019.
  • A su vez, en 2022, fue el crecimiento del gasto de las Administraciones Públicas el que impulsó principalmente el gasto sanitario del Gobierno central por encima de los niveles de 2019.

Será necesaria una rápida actuación de los gobiernos para garantizar la priorización del gasto sanitario y evitar nuevos retrocesos en el camino hacia los ODS relacionados con la salud.

  • Cuando los gobiernos empezaron a recortar el gasto sanitario en 2022, la variante Omicron provocó otra oleada de infecciones y muertes por COVID-19 en todo el mundo, y muchos sistemas sanitarios tuvieron que hacer frente a la acumulación de servicios no relacionados con COVID-19 por las interrupciones de servicios anteriores.
  • Especialmente en los países en los que las perspectivas macroeconómicas siguen siendo preocupantes, con una capacidad limitada para aumentar el gasto público, la inversión de la prioridad otorgada a la salud afectará al progreso hacia los ODS en materia de salud.
  • El gasto público en sanidad no tiene por qué disminuir ni siquiera cuando la economía y el espacio fiscal se reducen, como se vio durante la crisis financiera mundial de 2008/09.
  • Para que el mundo emprenda una nueva trayectoria de desarrollo sostenible a prueba de pandemias, los gobiernos deben invertir las últimas tendencias y dar prioridad a la salud en su gasto.

“Del doble choque a la doble recuperación” es una serie de documentos de debate que ofrece análisis de las tendencias y perspectivas más recientes del gasto sanitario público en una época de sucesivos choques mundiales. Los documentos de esta serie también exploran las opciones de financiación sanitaria que pueden seguir los responsables políticos para situar a sus países en una nueva trayectoria a prueba de pandemias que les permita alcanzar los ODS en materia de salud.


En

primera perspectiva
se publicó en marzo de 2021, en plena crisis COVID-19, e incluía una revisión exhaustiva de las opciones de financiación sanitaria para mantener o aumentar las inversiones en salud durante las recesiones macroeconómicas. A
actualización técnica, “Widening Rifts,”
en septiembre de 2021, y una segunda
segunda actualización, “Viejas cicatrices, nuevas heridas”.
en septiembre de 2022.

El documento de junio de 2023, “Strong Advance, Early Retreat”, ofrece un primer análisis exhaustivo de las tendencias del gasto sanitario público en los países en desarrollo durante los tres últimos años de crisis económicas sucesivas (2019 a 2022).

Referencia
Publicaciones del Banco Mundial - publicado el 08 Jun 2023